500 Millas: Victoria histórica de Pagenaud en Indianápolis

0
15

El legendario dueño Roger Penske, a sus 82 años, vivió otra jornada triunfal en la 103 edición de las500 Millas de Indianápolis cuando el piloto francés Simon Pagenaud, que corre con su equipo, consiguió la victoria al superar en la línea de meta al estadounidense Alexander Rossi. La victoria de Pagenaud hizo posible que el equipo Penske alcanzase el decimoctavo triunfo en “El Mayor Espectáculo del Automovilismo”, 13 más que su más inmediato seguidor.

De ahí la euforia y la felicidad de Penske cuando vió como Pagenaud, el campeón de la serie NTT IndyCar de 2016, cruzó la línea de meta y por segundo año consecutivo un piloto de su equipo ganó, ya que en el 2018 fue el australiano Will Power quien consiguió la victoria. De inmediato, cuando las cámaras de televisión lo enfocaron, con un rotulador en su mano izquierda escribió en el lente el símbolo del número y el 18 (# 18). En 50 años, desde que Penske presentó su propio equipo en Indianápolis (1969), ha conseguido ganar el 38 por ciento de las 44 pruebas en las que ha competido.

Pagenaud se convierte en el quinto piloto nacido en Francia en ganar las 500 Millas de Indianápolis y el primero desde que el ex-piloto del Team Penske Gil de Ferran lo ganó en 2003, que ahora es el director deportivo de la escudería inglesa McLaren, y que llegó a la carrera por primera vez con un prototipo propio y con el español Fernando Alonso al volante, sin que al final pudiesen calificar.

Penske reconoció haber vivido y vistos momentos “únicos” durante la carrera, en el duelo que protagonizaron Pagenaud y Rossi, al que definió como uno de los “mejores de todos los tiempos”. “Simon (Pagenaud) no iba a ser vencido hoy”, declaró Penske. “Corrió limpio, y eso es lo que tengo que decir sobre Rossi también. Los dos, por las vueltas que corrieron lado a lado, hicieron una carrera de las mejores que he podido ver en este circuito”.

Con su lado humorístico, Penske recordó que ahora tenían 18 victorias, 18 poles y 18 concursos de paradas en boxes (victorias). Ante tanto éxito, cuando se le pidió al “Capitán”, como cariñosamente se le conoce a Penske en el ambiente automovilístico, que diese una explicación del mismo, su respuesta fue sobre las personas que trabajan dentro de la organización. “Nuestros profesionales”, destacó Penske. “Hubo 700 años de experiencia en nuestros talleres este fin de semana. Nadie puede ganar. Este éxito aquí es asombroso y no se puede hacer sin todo el grupo humano que trabaja en equipo”.

Penske tuvo su primera experiencia de la carrera cuando asistió a las 500 Millas de Indianápolis con su padre en 1951. Se convirtió en un campeón de carreras automovilísticas de menor categoría durante las década de los 50 y 60, pero nunca pudo competir en lo que todos consideran en “Su Carrera”. Algo que siempre le ha generado una gran decepción, al igual que tener que vivir la triste experiencia dela muerte del piloto Mark Donohue, quien en 1972 le había dado la primera victoria en las 500 Millas de Indianápolis después de que el favorito Gary Bettenhausen rompió el motor a 24 vueltas del final de la carrera.

Penske admitió que cuando intenta recordar la carrera de 1972, todo lo que piensa es en Donohue. En 1975, Donohue murió luego de caer en coma por una hemorragia cerebral debido a un accidente que sufrió mientras competía en otra carrera automovilística. “Prefiero recuperar a Mark (Donohue) antes que ganar una carrera”, comentó Penske, quien lo ha conseguido todo dentro del mundo del automovilismo estadounidense.

Hasta el propio presidente del país, el republicano Donald Trump, se interesó por lo que sucedía en la prueba de las 500 Millas y a través de su Twitter felicitó a Pagenaud y a Penske, a la vez que les hacia una invitación a la Casa Blanca. “Felicidades al Gran (y mi amigo) Roger Penske por haber ganado su 18º (¡INCREÍBLE!) Indianapolis 500. Estoy en Japón, muy temprano en la mañana, pero pude ver a Simon protagonizar una de las mejores carreras en la historia del deporte. Los veré a ambos, y al EQUIPO, en el WH!”, escribió el mandatario estadounidense.

Mientras dentro del mundo automovilístico, incluidos los pilotos rivales reconocen que sin la presencia del equipo de Penske, un magnate de los negocios, con todo un imperio de negocios bajo su control y un patrimonio neto de 1.500 millones de dólares (1.337 millones de euros), las 500 Millas, la carrera que comenzó a disputarse en 1911 no tendría la grandeza que ha alcanzado. A la vez que también se ha convertido en el punto débil de Penske, quien ha reconocido que el mes de mayo que se pasa preparando la carrera es el que dedica todos los años a sus “vacaciones”.

Texto: www.lavanguardia.com 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here